Todas las noticias

Pasear por las salas del museo, detenerse a observar, preguntarse sobre el sentido o el autor. Sentarse frente al cuadro de gran formato, levantarse y acercarse a examinar su superficie, retroceder y probablemente, volverse a sentar para escuchar la audioguía. Introducirse en la sala obscura, y descubrir a una pareja tomada de la mano observando el video que se proyecta en bucle
Navegando las salas virtuales del museo, más específicamente su #Sala10, y deteniéndome en la última obra que accedió a este espacio digital, A Forest de Max de Esteban, me descubrí pensando en las inquietudes que revela este video y la entrevista que lo acompaña. A partir de ahí y a la luz de la exposición Cien del MUAC, cuyo recorrido virtual es accesible desde el sitio web, empecé a indagar en las ideas detrás de algunas de las piezas que conforman los acervos del museo.
Art Basel, punto de encuentro imprescindible del mercado del arte, reúne desde los años setenta a coleccionistas, curadores y galeristas en torno a las últimas novedades en el mercado.
La evolución que ha sufrido la relación del museo con sus públicos deriva no sólo de la manera de concebirlos, sino también de la forma en la que se entiende esta relación. Desde hace cerca de dos décadas, muchos museos empezaron a cambiar sus modelos, transformándose de un espacio para la enseñanza, para convertirse en agentes de aprendizaje y de cambio social.
No bien llegada a París, me dispuse a cumplir mi misión como Corresponsal de este Boletín. Así es que decidí visitar el fantástico Centro Pompidou, uno de los museos imprescindibles de la Ciudad Luz, y la tan ansiada Fundación Pinault, cuya apertura ha desencadenado artículos y reseñas en medios locales e internacionales.
Hace algunos meses el Prado reabrió con la muestra Reencuentro, mostrando en algunas cuantas salas dispuestas para una sola planta, ciertas obras maestras de su acervo. Así, Atalanta e Hipómenes se codearon con el Retrato ecuestre de Carlos V, en una museografía con un guión que hacía referencia directa a los años en los que el museo se instaló públicamente en 1819, con piezas escogidas de la Colección Real. Pero, conforme las salas del museo se abrían de nueva cuenta en consonancia con el avance de las campañas de vacunación, las pinturas de España, Flandes e Italia, también recuperaban su lugar.
Después de un año lectivo complicado, de momentos difíciles, retos, pérdidas e incertidumbre, llega el verano a nuestras puertas. Es cierto que la vacunación parece, a nuestros ojos, un proceso interminable, pero las vacaciones del mes de julio se presentan frente a nosotros como una tregua al alma y una pausa laboral para despejar la mente y descansar.
El MUAC cerró sus puertas el 28 de marzo del año pasado, ¡la pandemia nos alcanzó! No obstante, durante más de un año de confinamiento, el MUAC tuvo la oportunidad de explorar la virtualidad. La herramienta fundamental fue la creación del programa digital #MUACdondeEstés, lo que implicó la reconfiguración del equipo, las prioridades y el lenguaje comunicacional.
El 26 de mayo, el Eliseo nombró a la cabeza de uno de los hitos de las instituciones museológicas, el museo del Louvre, a la conservadora Laurence des Cars. Es la primera ocasión en que este museo tendrá a la cabeza a una mujer, desde su fundación en 1793.
El Patronato MUAC es y será una asociación apartidista, lo cual no implica una falta de interés por el acontecer global. Estos días, ha llamado nuestra atención la convocatoria a paro que profesionales de la Universidad Nacional de Colombia, hicieron a museos de ese país, pugnando por el cese a la violencia y con la intención de establecer el diálogo y reinstaurar la paz.
Páginas: