Todas las noticias

Inmersos en el mundo virtual al que nos empujó la distancia, estos últimos meses han hecho surgir a una colectividad alejada físicamente y, aún así, cercana al museo.
¡Pronto lanzaremos la página web del Patronato MUAC! Una herramienta indispensable para los nuevos tiempos y las nuevas audiencias.
Ante el anuncio de la reapertura de los recintos museísticos de la Ciudad de México, ¿cuáles son los retos a los que estas instituciones se enfrentan?
A la luz de la estremecedora actualidad internacional en torno a la discriminación racial y a las protestas que llevaron a la destrucción y destitución de monumentos de personajes como Juan de Oñate, Cristóbal Colón y Theodore Roosevelt en Estados Unidos e Inglaterra, es crucial reflexionar sobre el rol de los museos frente a cuestiones de diversidad, inclusión y accesibilidad.
Como agentes públicos, los museos sirven a la sociedad. El vínculo entre el museo y el ciudadano, es un principio anclado en la descripción propia de la institución: el ser humano se sitúa en el centro para procurar la mejora del nivel de vida de la población a través de la educación.
Con misiones distintas, relacionadas con su propia historia de creación, en México sí es posible hablar de un modelo de museo de arte universitario, cuya singularidad constituye un paradigma en el mundo museal.
La actualidad internacional nos muestra cómo, poco a poco, la gente sale de sus hogares para integrarse a la denominada “nueva normalidad” –que en realidad, será una realidad parecida a la posguerra–. ¿Qué implica esta etapa, este profundo giro en el cual los parámetros a los que estábamos acostumbrados se han tergiversado?
Desde el inicio de la pandemia, hemos observado una explosión de contenidos digitales en todos los sectores. El confinamiento ha hecho más evidente el valor del arte y la cultura en nuestra sociedad, invitados permanentes en los espacios más íntimos de las personas -sus casas- a través de los dispositivos digitales.
Gaius Maecenas, diplomático y amigo del Emperador Augusto, es conocido como el primer mecenas de la Antigüedad. Desde que Maecenas secundó a poetas y escritores como Virgilio y Horacio, la historia ha, sin duda, dado giros inesperados. No obstante, la cultura del mecenazgo ha prevalecido a lo largo de los siglos.
Durante la revolución humanista, León Alberti afirmó que un cuadro era una ventana abierta al mundo.
Páginas: